24 de noviembre de 2023

Los ayuntamientos del Pacto de Alcaldías por el Clima celebran su jornada anual compartiendo distintas actuaciones frente al cambio climático

Un centenar de representantes locales conocieron algunas experiencias locales de adaptación y mitigación del cambio climático y lucha contra la pobreza energética

Foto noticia

Las entidades locales adheridas al Pacto de Alcaldías por el Clima y la Energía, un movimiento promovido por la Unión Europea e impulsado en Navarra por la Administración Foral, compartieron algunas de sus buenas prácticas en la jornada celebrada el pasado 23 de noviembre en Pamplona.

La celebración de este encuentro anual fue uno de los compromisos adquiridos por los responsables de Lursarea, entidad coordinadora del Pacto en la Comunidad Foral, tras el congreso anual celebrado hace un año en la capital navarra.

A lo largo de la mañana, una docena de ayuntamientos expusieron algunas experiencias desarrollas en el marco de sus Planes de Acción por el Clima y la Energía. Representantes de Burlada, Bidaurreta, Fitero, Ezcabarte, Urroz Villa, Puente la Reina, Ultzama, Pamplona, Centelles (Bercelona), Orduña (Vizcaya), y Orexa (Guipuzkoa) y de distintos Departamentos del Gobierno de Navarra, explicaron algunas de sus actuaciones relacionadas con infraestructuras verdes, refugios climáticos, Planes de incendios, renaturalización de espacios escolares, comunidades energéticas, recuperación de minicentrales eléctricas, acciones escolares contra el despilfarro energético, servicios comunales contra la pobreza energética, etc.

207 municipios contra el cambio climático

Navarra cuenta ya con 207 municipios adheridos a este Pacto de Alcaldías por el Clima y la Energía, lo que representa el 75% de los municipios de la Comunidad Foral, que engloban al 86% de la población. De ellos, 156 municipios han elaborado ya su propio Plan o estrategia local de Acción por el Clima y la Energía Sostenible (PACES).

El Pacto es una iniciativa promovida en 2008 por algunas de las principales alcaldías europeas, que más tarde se ha extendido a toda Europa y, finalmente, al resto de continentes. Hoy, lo han suscrito 11.847 municipios. El objetivo básico del Pacto es la lucha contra el cambio climático mediante la adopción de medidas en el ámbito municipal. Este objetivo se concreta en la reducción del 40% de los gases de efecto invernadero para 2030. La hoja de ruta comienza con una auditoría sobre el consumo en determinados sectores y centros municipales relativa a 2005. Tras la misma, los ayuntamientos elaboran un Plan de Acción que incorpora medidas de mitigación, adaptación y lucha contra la pobreza energética.

La mayoría de los ayuntamientos navarros han elaborado ya su plan e inician ahora el proceso de implementación de las medidas incluidas en el mismo.

Pie de foto

El consejero de Medio Ambiente, José María Aierdi, saluda a los asistentes al inicio de la jornada.

Volver arriba