Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.

15 de octubre de 2021

El presidente de la FNMC expone en el Parlamento las propuestas locales para mejorar el sector de la cultura

Foto noticia

El presidente de la FNMC, Juan Carlos Castillo, ha trasladado esta mañana al Parlamento algunas de las propuestas de las entidades locales para mejorar el sector de la cultura, en el marco de la ponencia creada por la Cámara “para dignificar y garantizar el futuro del conjunto de la actividad cultural en Navarra”.

Castillo ha desgranado algunos de los puntos en los que se debería incidir en el ámbito de las entidades locales. En primer lugar, ha expresado la necesidad de revisar la normativa para alcanzar una gestión cultural más ágil, menos burocratizada y más flexible. La posibilidad de realizar convenios plurianuales con las asociaciones culturales locales, la necesidad de aligerar algunos trámites burocráticos o la conveniencia de no concentrar las subvenciones en cortos periodos de tiempo son algunas de las ideas que ha expuesto.

En segundo lugar, ha expresado la necesidad de hacer llegar los recursos que la Administración foral dedica a financiar cultura municipal a un mayor número de poblaciones, y especialmente a las más pequeñas. En la actualidad, una treintena de municipios (los de más población) perciben entre el 80 y el 90% de los fondos, mientras que dos terceras partes de estas entidades locales no reciben ninguna subvención ni acogen apenas programas descentralizados.

El presidente de la Federación ha ligado también la necesidad realizar aportaciones a los pequeños pueblos con la lucha contra el despoblamiento y ha destacado que no se trata de quitar fondos a unos para darlos a otros, sino de incrementar las partidas del Departamento de Cultura.

También ha destacado en su intervención la necesidad de buscar fórmulas para que más entidades locales puedan disponer de profesionales de la cultura, como requisito para mantener una actividad estable, coherente y de calidad.

Y, finalmente, ha apostado por incrementar la preservación y el disfrute del patrimonio local y, especialmente, el patrimonio cultural inmaterial, que define los perfiles de cada comunidad.

Al final de su exposición, los miembros de la ponencia parlamentaria han solicitado a la FNMC la identificación de los aspectos legales que entorpecen o dificultan una gestión cultural eficaz, así como las posibles soluciones.