Municipios integradores

18 diciembre, 2019
Po

El presidente de la FNMC, el alcalde de Aoiz y la alcaldesa de Burlada destacan la importancia de las entidades locales para la integración social de las personas inmigrantes.

“Tenemos pocas competencias en materia de inmigración, pero los ayuntamientos somos clave en la integración de las personas que llegan a nuestra sociedad”. Así lo afirmó, el pasado 18 de diciembre, el presidente de la FNMC, Juan Carlos Castillo, en la mesa redonda sobre el papel y las experiencias de las entidades locales en políticas de igualdad, organizada por Cruz Roja y en la que participaron también la alcaldesa de Burlada, Ana Góngora, y el alcalde de Aoiz, Ángel Unzué.

Castillo destacó que los ayuntamientos han tenido que desarrollar en poco tiempo políticas que no figuraban en sus agendas, dado lo reciente del fenómeno de la inmigración en Navarra, pero que las entidades locales persiguen, de forma prioritaria, el bienestar de las personas que viven en el municipio y la cohesión social.

Además, puso en valor el trabajo de la Federación para difundir una cultura de la integración y colaborar con los agentes sociales y la Administración Foral en los procesos de acogida. En este sentido, recordó la elaboración con la Coordinadora de ONGD de una guía sobre entidades locales y personas refugiadas, de la que se está realizando una actualización, o la participación en el grupo de trabajo que ha realizado un protocolo de acogida de las personas refugiadas.

El caso de Peralta

El presidente de la Federación dijo que en su municipio, Peralta, viven 1.000 inmigrantes sobre un total de 5.800 vecinos y que la llegada de personas con nuevas culturas y religiones ha obligado tanto al ayuntamiento como a la sociedad a realizar un esfuerzo de adaptación a la nueva realidad. Adaptación para la que han contado con la colaboración de Cruz Roja, cuyo trabajo valoró positivamente.

Entre otras iniciativas del pueblo, puso en valor el programa “Entre iguales” en el que jóvenes voluntarios prestan apoyo a estudiantes inmigrantes. En general, señaló, este proyecto, como otros, exigen de un importante trabajo transversal con los diferentes colectivos y las instituciones.

Otra iniciativa local han sido el fomento del asociacionismo como forma de facilitar el acceso de las personas recién llegadas a las actividades del municipio y a los ámbitos de participación ciudadana.

 

Burlada: integrar a personas de 80 nacionalidades

“Hoy en día hay viven en Burlada personas de 80 nacionalidades, hecho que consideramos una fortaleza pero que debe ser atendido adecuadamente”. Con esta afirmación abrió su exposición la alcaldesa de Burlada, Ana Góngora.

Góngora recordó que el desarrollo de Burlada, en los años 60, se basó en la acogida de personas de otros municipios navarros y de otras regiones de España, y que más recientemente ha acogido también a numerosas personas inmigrantes de otros países, que suponen el 16% del censo.

Para gestionar adecuadamente la diversidad, el Ayuntamiento cuenta con una Concejalía de Diversidad Cultural y Migración, “que trata de articular políticas que posibiliten la atención de las personas que llegan a Burlada, sobre todo en el caso de las personas migrantes con necesidades específicas y acuciantes”.

Igualmente, el Ayuntamientos cuenta con un servicio técnico para esta área con personal especializado, que desarrolla su trabajo de forma transversal con las otras áreas municipales.

Entre las líneas de trabajo de su entidad, Góngora destacó el programa de acogida para facilitar el acceso de los recién llegados a los servicios municipales, en el que se ha editado una guía en 10 idiomas; los trabajos de investigación con la UPNA sobre la realidad social municipal; los programas de sensibilización; los de aprendizaje del castellano y el acercamiento al euskera; las acciones de fomento de la convivencia intercultural, la promoción del asociacionismo o la mediación intercultural en caso de conflictos.

 

Aoiz: vivienda y voluntariado

Finalmente, el alcalde de Aoiz, Ángel Unzué, informó de la puesta a disposición de personas refugiadas de 4 viviendas en colaboración con Nasuvinsa, por las que han pasado ya 100 personas. Igualmente, destacó que tras la primera fase de acogida, más del 50% se han quedado a vivir en la localidad.

Además, el Ayuntamiento ha puesto sus oficinas y sus locales a disposición del programa y de las actividades que se realizan.

Por otra parte, Unzué dio un alto valor a la labor de las personas voluntarias de la localidad, que realizan un trabajo fundamental tanto en el acompañamiento en la vida diaria como en acciones de aprendizaje de la lengua.

No obstante, dijo que se detectan algunas carencias, como la aportación de recursos del Gobierno de Navarra para algunas iniciativas o las dificultades para el empleo.

 

Pie de foto

De izquierda a derecha, Ana Góngora, alcaldesa de Burlada, Ángel Unzué, alcalde de Aoiz, y Juan Carlos Castillo, presidente de la FNMC y alcalde de Peralta.

PORTAL DE TRANSPARENCIA

Portal de Transparencia

AGENDA LOCAL