40 años de democracia local

5 diciembre, 2019
Po

La Federación Navarra de Municipios y Concejos celebró, el pasado 4 de diciembre, el 40 aniversario de las elecciones municipales de 1979, las primeras democráticas tras la dictadura. Lo hizo en un acto conjunto con el Parlamento de Navarra que conmemoraba también sus primeros comicios. Por parte municipal asistieron también buena parte de los expresidentes de la entidad municipalista, miembros de la Comisión Ejecutiva y varios alcaldes.

Juan Carlos Castillo: “la democracia local trajo buena parte del bienestar que hoy disfrutamos”

Intervinieron en el acto el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y el presidente de la FNMC, Juan Carlos Castillo. Además, los representantes de los grupos municipales leyeron una declaración aprobada por el Legislativo en la que se resaltaba el valor de aquellas elecciones de 1979 para la instauración de las instituciones forales y la recuperación de la democracia en el ámbito local.

Juan Carlos Castillo destacó, en primer lugar, la importancia de aquellas elecciones locales para recuperar la democracia y la libertad, así como el ímpetu con el que entraron en las casas consistoriales los nuevos cargos electos, “con una mochila cargada de propuestas y proyectos que transformaron radicalmente la vida de nuestros pueblos y de nuestras ciudades”. “lo cierto es que aquellas gentes –dijo Castillo- lo hicieron bien. Trabajaron, modernizaron nuestra Administración, escucharon a la ciudadanía y fueron construyendo sin pausa, con la urgencia de los tiempos, en el seno de una sociedad bastante convulsa, un modelo de entidades locales que hoy es causa importante del bienestar que todos disfrutamos”.

El presidente de la Federación destacó también la importancia de la aprobación de la Ley de Bases de Régimen Local, “una buena ley que reconoció lo que tenía que reconocer: que son pocas las políticas ajenas al ámbito local”.

“Con estas bases –añadió- fuimos construyendo legislatura a legislatura unas entidades locales que supieron atender las demandas de su vecindario más allá, a menudo, de los espacios competenciales estrictos que nos atribuyen las leyes”. “Porque –continuó- los problemas de nuestros vecinos tienen para los gobiernos locales unos nombres y unos apellidos, y un rostro y una historia. Y ni se nos puede ni se nos debe pedir que los desatendamos”.

“No somos –dijo- una empresa prestadora de servicios, papel al que torpemente se nos pretende reducir algunas veces. Los ayuntamientos, junto con el resto de las entidades locales, son hoy un pilar fundamental del Estado de derecho (…), parte sustancial del alma de sus comunidades (…) y una parte sustancial del alma de la democracia”.

Finalmente, Castillo aludió a la necesidad de reinventar, al igual que en 1979, el papel de la Administración Local, ante los nuevos retos que afronta la sociedad, como el deterioro del Planeta, la inmigración, el despoblamiento rural, la digitalización o la transformación del mundo del empleo.

Abrió el acto de conmemoración el presidente del Parlamento Foral, Unai Hualde, quien destacó el papel abierto de la Cámara y recordó su transformación a lo largo de los 40 años. Hualde recordó también a los cargos forales y locales víctimas del terrorismo “de alta o de baja intensidad”, algunas de la cuales pagaron con su muerte la defensa de sus ideas. “Aquello nunca debió pasar”, dijo.

Finalmente, la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, abogó por la defensa de la democracia, frente a discursos involucionistas y destacó el valor de las personas que en 1979 trajeron la libertad y su capacidad de diálogo.

PORTAL DE TRANSPARENCIA

Portal de Transparencia

AGENDA LOCAL